Grupos ciudadanos apuestan por un proyecto de calle viva


Reflexionan desde una visión multifactorial ideas para la reactivación ecológica, económica y de movilidad en el bulevar Adolfo López Mateos, en seguimiento a los indicadores de biodiversidad urbana.



León, Guanajuato a 26 de febrero de 2021.- La integración de soluciones, educación vial, infraestructura incluyente, conectividad con identidad, arbolado adecuado, condiciones de seguridad e intermodalidad fueron algunos de los aspectos que destacaron las y los participantes en el taller virtual multisectorial, como parte del proceso de reflexión ciudadana para aportar ideas y estrategias para reactivación ecológica, económica y de movilidad en el bulevar Adolfo López Mateos. En este taller se sumó la visión de diversos sectores, al contar con la participación de representantes de asociaciones de peatones y víctimas de atropellados, colectivos y agrupaciones ciclistas, prestadores de servicios y comercio de la zona, escuelas, colegios de profesionistas, grupos enfocados al análisis arbóreo, entre otros ciudadanos y especialistas interesados en contribuir con el mejoramiento de esta vialidad. Graciela Amaro Hernández, Directora de Implan, comentó que este taller da seguimiento al proceso que se llevó a cabo en los meses de noviembre, diciembre y enero; en los que se realizaron mesas de trabajo previas para analizar con los diferentes sectores las problemáticas e inquietudes de cada uno.




En la coordinación y moderación de este taller participó personal del Implan, el Instituto Municipal de la Juventud, así como el despacho consultor contexto ambiental; quienes compartirán con la Dirección de Obra Pública la información recabada para que sea integrada en el proyecto de intervención estipulado para la primera etapa de la ciclovía en el bulevar López Mateos.

Señaló que el objetivo del taller es que a través de la metodología de “escucha activa” se puedan conocer las ideas y reconocer las coincidencias de los diferentes actores involucrados para encontrar mínimos comunes, a partir de mesas de trabajo en las que se abordan tres temas centrales: movilidad activa, servicios ambientales y desarrollo social. La intención es lograr una identidad del espacio armonizada con estos tres temas. Para Juan José Villalobos, comerciante de la zona, este proyecto debe crear una sana y respetuosa convivencia entre los diferentes sectores: población, habitacional, comercial, peatonal, ciclistas y vehículos; para revertir el abandono y deterioro existente, atacando el problema de raíz. Entre las coincidencias que encontraron estos grupos es el desarrollar desde una visión multifactorial una calle viva, en donde las condiciones físicas promuevan un buen funcionamiento de ésta, la presencia de lo verde propicie la movilidad activa, con especies de árboles adecuadas que contribuyan a mitigar los efectos de las islas de calor.

Iliana Villaseñor consideró que se debe dar un equilibrio entre todas las actividades que se generan, para tener calles completas en donde circulen todos los usuarios, reactivando así el espacio público. Para la mayoría de las y los participantes, en el López Mateos y en la zona centro no hay una vegetación adecuada que aporte beneficios al suelo como la captación de agua. Ricardo Ibelles, representante de FURA, explicó que es necesario establecer un programa de especies nativas para que sean plantadas de manera adecuada en este bulevar, con el fin de evitar podas que afecten el servicio ambiental que deben estar prestando los árboles. También señalaron que es necesario quitar o modificar las jardineras para liberar la zona de bloqueos visuales y escondites, con un diseño de banqueta adecuado que permita el óptimo desarrollo de los árboles y fomente la seguridad. Ernesto Ramírez, del colectivo ciclista URBE, mencionó que un punto fundamental es proveer a la vialidad de una nueva infraestructura urbana, ya que al haber más ojos la vialidad va a ser más segura, principalmente para los ciclistas y peatones. Adicional a esto Betina Marmolejo, del colectivo Mujeres ciclistas, pidió promover una equidad de las zonas urbanas para peatones, ciclistas y vehículos para que, a partir de los manuales internacionales de movilidad, se desarrolle una infraestructura que genere cultura e invite a la ciudadanía a usar medios de movilidad sostenible. Concluyeron que este proceso debe ser un compromiso compartido en el que se busquen soluciones activas para que la vialidad sea dinámica y se den nuevas opciones para que la gente regrese a los comercios, adecuando las regulaciones normativas e infraestructura para fomentar una cultura de respeto vial, a través de un trabajo permanente y oportuno de sociabilización.




Lo más destacado